Cifra Club

Guía práctica para entender cómo estudiar teoría musical

Seguramente ya has oído que la teoría musical puede ayudarte a tocar y cantar mejor, ¿no es cierto? Por supuesto que es posible manejarse con pocos conocimientos sobre el tema, pero la verdad es que no conocerlo limitará tu desarrollo. Por lo tanto, vale la pena perder el miedo, afrontar el reto y aprender cómo estudiar teoría musical de una.

Músico estudia los conceptos de teoría musical
Comprender los conocimientos teóricos de la música es clave para mejorar en la práctica de tocar y cantar (Foto/Pexels)

Evidentemente, el tema es bastante extenso y es necesario estudiarlo de a poco. Por eso, en este post solo te daremos el puntapié inicial. Con esta introducción al tema, esperamos que te animes a adentrarte en este fascinante mundo de infinitas posibilidades. Sin duda, no te arrepentirás. ¿Empezamos?

¿Qué es la teoría musical?

La teoría musical trata de las reglas que rigen la música y explica su funcionamiento. Mediante su estudio, entendemos los mecanismos que hacen que las canciones que escuchamos suenen tan agradables a nuestros oídos.

Al fin y al cabo, ¿por qué una canción suena triste? ¿Por qué otra me hace pensar en reyes y reinas? ¿Cómo puedo “tocar de oído”? La teoría musical puede responder a estas y muchas otras preguntas.

¿Por qué estudiar teoría musical? 

La teoría musical puede ayudarte mucho en la vida cotidiana. Con ella tendrás, por ejemplo, mucha más facilidad para componer y comunicarte con otros músicos de forma sencilla y rápida. Además, podrás tocar canciones de oído, improvisar un solo con el estudio de las escalas y mucho más.

Los rudimentos de la teoría musical

Como ya hemos dicho, el estudio de la teoría musical es bastante amplio. Sin embargo, hay algunos puntos de partida cruciales. Es a partir de ellos que podemos profundizar en el tema. Vamos a conocerlos para entender mejor cómo estudiar teoría musical.

1. Los elementos básicos de la música

La música, en su forma más tradicional, se basa en tres elementos básicos: melodía, armonía y ritmo. Así que, para empezar nuestra jornada, hablaremos un poco de cada una de ellos.

Melodía

La melodía es un conjunto de notas relacionadas entre sí, tocadas una a la vez, con el fin de producir un resultado agradable y armonioso para el oído. Es la melodía la que representa la identidad de una canción. Cuando cantamos o recordamos una canción, es su melodía la que nos viene a la mente.

Armonía

La armonía proporciona la base para ejecutar estas notas y su gran herramienta son los acordes. En ellos, encuentras tres o más notas, tocadas al mismo tiempo. Las notas de la melodía, a su vez, deben “coincidir” con esta armonía. 

Utilicemos un poco de imaginación para aclarar este concepto… 

Imagina un río lleno de peces. En nuestra analogía, los peces serían las notas musicales, y el río, la armonía. En la naturaleza, los peces pueden hacer lo que quieran, siempre que permanezcan bajo el agua la mayor parte del tiempo, ¿verdad? Del mismo modo, en la música, las notas tienen que estar, a grandes rasgos, dentro de la armonía.

Ritmo

El ritmo es la sucesión de sonidos y silencios producidos de forma intencionada y dentro de una línea temporal regular. En él se encuentran elementos como la duración de cada sonido y las pausas entre ellos. Son los ritmos los que organizan las notas musicales dentro de una pulsación, tanto las notas propiamente dichas de la melodía, como los golpes rítmicos de acompañamiento, además de las levadas de los instrumentos de percusión.

2. Tono de las notas

Cada una de las notas tiene un sonido único y está en un tono (o altura) específico. Por ejemplo, un Re es más agudo que el Do anterior, es decir, más alto. Del mismo modo, un Mi es más agudo que el Re anterior, y así sucesivamente.

Cuanto más grave, más bajo, y cuanto más agudo, más alto. En una partitura, la representación se hace como en el siguiente ejemplo:

Demostración del tono de las notas para aprender cómo estudiar teoría musical

3. Escalas

Una escala comprende una secuencia ordenada de notas separadas por intervalos de tonos y semitonos. En general, cada escala musical representa un conjunto de notas que normalmente suceden juntas. Como ejemplo, podemos citar la escala diatónica de Do mayor. El nombre puede asustarte, pero es simplemente esa secuencia que aprendemos de pequeños: Do, Re, Mi, Fa, Sol, La y Si.

En el ejemplo de las escalas mayores, la separación de las notas por tonos y semitonos se produce siempre de la misma manera:

Tonos y semitonos para aprender cómo estudiar teoría musical

Probablemente ya te diste cuenta de que cada nota está representada por una letra. ¿Qué tal si también las memorizas? Conócelas:

  • C – Do
  • D – Re
  • E – Mi
  • F – Fa
  • G – Sol
  • A – La
  • B – Si

Hay muchas otras escalas, como la menor, la menor armónica, la pentatónica, la gitana, etc, pero vayamos despacio. Con el tiempo podrás entender todas las escalas que quieras.

Lo importante ahora es que sepas que pueden ser muy útiles en tu desarrollo. Te ayudarán, por ejemplo, a improvisar y a cambiar el tono de una canción (quizás para hacerla más fácil de cantar). Por cierto, hablando de tono, vamos a entender de qué se trata.

4. Tono

Antes de continuar, conviene aclarar que el tono también puede referirse a un intervalo entre dos notas, como vimos anteriormente en las escalas. Pero esa no es la definición que vamos a hablar ahora, ¿vale?

¿Recuerdas cuando ingresas al cifrado de una canción aquí en Cifra Club y ves, por ejemplo, “Tono: D”? Este tono se refiere a la tonalidad, el centro tonal de cada canción, o en otras palabras, la nota sobre la que orbita esa canción. Es la nota fundamental, y la que nos da la sensación de finalización, de relajación.

Esta es la forma más habitual de comunicar el tono de cada canción. Verás que en tu vida cotidiana los músicos responden en estos términos cuando se les pregunta por el tono de una determinada canción. “Esta canción está en Do mayor, esta otra en Mi menor” y así sucesivamente. A medida que vayas profundizando en tus estudios, te será más fácil reconocer cada tono.

5. Las notaciones musicales

Las notaciones musicales son cualquier forma de representación de la música mediante caracteres y símbolos. Hay tres tipos muy utilizados:

Cifrado

El cifrado es la representación de notas y acordes mediante las letras del alfabeto latino. Por cierto, ya hemos hablado un poco de esto en el punto 3, ¿recuerdas? El cifrado de la nota Do, por ejemplo, se representa con la letra C, en mayúscula.

Sin embargo, cuando se trata de acordes, las mismas letras representan el nombre de cada uno de ellos. La letra C, por ejemplo, no solo representa la nota Do, sino también el acorde de Do mayor.

Y hablando de acordes, es importante resaltar que un acorde es una combinación de 3 o más notas. Así, el cifrado C que representa un acorde, abrevia un conjunto de 3 notas musicales juntas y no una sola nota.

Según la necesidad, añadimos números y otras letras después de la primera. Mira algunas opciones para el acorde de Do:

  • C – Do mayor
  • Cm – Do menor
  • C7 – Do con séptima menor
  • Cm7 – Do menor con séptima menor
  • Cm7/9 – Do menor con séptima menor y novena mayor

Tablatura

La tablatura, o “tab”, se utiliza para los instrumentos de cuerda, como la guitarra, especialmente para demostrar con mayor claridad los fingerpickings, los solos y algunas técnicas específicas. Por cierto, las verás con frecuencia en las videoclases de Cifra Club.

Para la guitarra acústica y la guitarra eléctrica, esta notación tiene seis líneas, donde cada una representa una cuerda del instrumento. Veamos un ejemplo:

Tablatura del solo de la instrucción de la canción La Bella Luna, de los Paralamas do Sucesso

En este ejemplo, comenzamos presionando la casa siete en la segunda cuerda del instrumento (B). Luego, deslizamos el dedo hasta la casa nueve de la misma cuerda. Es decir, en la tablatura, la barra representa este “deslizamiento” del dedo. A partir de ahí, basta seguir la lectura usando la misma lógica.

Partitura

La notación musical más temida por los músicos principiantes y hasta por los profesionales es, sin embargo, la más completa. A diferencia de la tablatura, las partituras muestran el ritmo de cada nota y sus pausas. En otras palabras, con la partitura, puedes tocar una canción incluso sin conocerla.

Hoja de partitura encima de un teclado

Para algunos instrumentos y estilos, las partituras no son tan populares como deberían. Aun así, incluso en estos casos, el estudio de las partituras puede facilitarte mucho la vida musical. Puede ayudarte a tocar una melodía o un arreglo desconocido, a comunicarte mejor con otros músicos e incluso a grabar tus propias composiciones con precisión.

¿Cómo estudiar teoría musical?

Cabe destacar que todos estos conceptos deben ir unidos al estudio de la percepción musical y a la práctica del instrumento. Entre otras cosas, intenta estar acompañado de tu instrumento mientras aprendes la teoría y escucha canciones intentando reconocer los conceptos estudiados.

De esta manera, siempre estarás poniendo en práctica los conocimientos teóricos y aprenderás música de una manera más completa.

Basándote en lo que aprendiste aquí, podrás escuchar una canción que te guste y reconocer qué es la melodía, qué es la armonía, cuál es la nota más alta… También podrás, con tu instrumento en manos, tratar de entender mejor los cifrados aquí en Cifra Club, o incluso estudiar una tablatura entendiendo las escalas y los acordes utilizados.

¡Profundiza aún más tu conocimiento con las apps de Cifra Club!

Si quieres profundizar más en el mundo de la teoría musical, te sugerimos conocer las distintas apps de Cifra Club. Con ellas podrás explorar cifrados, tablaturas, herramientas de entrenamiento y mucho más. ¡Disfrútalas!

Lee también

Ver más posts
OK