Cifra Club

¿Cómo convertirse en un héroe de la guitarra eléctrica? 5 canciones para transformarte

¿Quieres ser un héroe da la guitarra eléctrica? En este artículo te mostramos 5 canciones que te ayudarán en el proceso. ¡No te lo pierdas!

Admítelo, pensaste que ibas a abrir el artículo y ver a algún instructor de Cifra Club disfrazado de Batman, ¿no es verdad? Hay quien dice que nuestro instructor Leo Eymard es un Detective de las Sombras mejor que Robert Pattinson. Pero esa discusión mejor la dejamos para después.

Earl Quake, ex-guitarrista de la banda Grailknights, un héroe de la guitarra
Un auténtico héroe de la guitarra eléctrica (Foto/Internet)

Este post, sin embargo, va a hacer justicia a su título. Al terminar la lectura, vas a aprender cinco canciones que te ayudarán a convertirte en un guitar hero. Y ya que la conversación se trata de cómo ser un héroe de las seis cuerdas, ¡nada mejor que convertirte en el Batman de la guitarra eléctrica!

Pero ¿qué es lo que el caballero de las sombras tiene en común con un guitarrista? La respuesta es sencilla. Ninguno de los dos necesita poderes sobrenaturales para ser el mejor en lo que hace. En nuestro caso, que somos de la música, necesitamos mucha dedicación, estudio, voluntad y persistencia.

En las videoclases a continuación, vamos a entender cómo algunas características del tipo más badass de la galaxia pueden colaborar en nuestro día a día.

1. Farewell Ballad – Zakk Wylde

Viralizada con el nombre: “cómo hacer llorar una guitarra”, alrededor del 2006, esta canción invadió Internet. Y realmente, el lado emocional es la gran dificultad de esta melodía.

Para lograr tocar Farewell Ballad, el guitarrista necesita aliar el feeling, el esmero técnico, la velocidad y la precisión. ¡Es necesario tener nervios de acero, así como Batman!

Estamos hablando, futuro héroe de la guitarra eléctrica, de una canción que dura 1’20”, pero que puede demorar hasta años para ser bien tocada. Prepara tus púas, tus cuerdas, haz tus estiramientos y ¡comienza!

2. Rock You Like a Hurricane – Scorpions

Aquí estamos hablando de algo serio, pues se trata de Rock You Like a Hurricane, uno de los mayores himnos del rock. Los guitarristas Rudokph Shencker y Mathias Jabs inmortalizaron un claro ejemplo de dicotomía. ¡Las bases son fáciles! Sin embargo, los solos son muy difíciles.

Además de contar con varias guitarras tocando al mismo tiempo, los solos están repletos de bends, secuencias rápidas con ligados y técnica de púa alternada. No podemos olvidarnos de los tappings y los armónicos artificiales, que le dan una sonoridad especial y la hacen única.

Conclusión: para aprender a tocar esta canción, tienes que ser una persona fría, articulista y equilibrada. Hay un tal héroe, allá en Gotham City, que reúne esas cualidades. ¿Sabes de quién se trata?

3. Seize The Day – Avenged Sevenfold

La dificultad en Seize The Day se resume, básicamente, en su tiempo de duración. Estamos hablando de una canción que tiene muchas partes, solos y un cierre grandioso.

Desde el punto de vista técnico, se destaca la secuencia de arpegios con el sweep picking presente en el solo final. Si no tienes la técnica en la punta de los dedos, no pierdas tu tiempo intentando aprender a tocarla. Siendo así, esta canción necesita de la frialdad que Bruce Wayne carga en su ADN.

4. Carry On – Angra

Podemos definir Carry On en cuatro palabritas mágicas: precisión, sincronismo, agilidad y feeling.

Precisión porque las canciones de metal melódico, generalmente, exigen que hagas todo con mucha precisión de tiempo. Las bases y los solos son bien rápidos. El sincronismo entra en escena porque todos los instrumentos necesitan ir juntos.

Hablando específicamente de las partes de la guitarra eléctrica, el arreglo está lleno de solos y bases que complican aún más la ejecución de la canción. Los solos son sobresalientes y necesitan un dominio técnico muy grande para ejecutar los bends, armónicos artificiales, ligados y, principalmente la técnica de púa.

Con base en las líneas anteriores, entendemos que es necesario tener una buena estrategia para conseguir sacar esta canción. De esta manera, inspírate en el sentido estratega de nuestro adorado caballero de las sombras.

5. Dream On – Aerosmith

La dificultad de tocar Dream On se resume en tocar los mínimos detalles con mucha precisión, sabiendo controlar bien la dinámica y también con el toque típico de Aerosmith.

Es el tipo de canción que para tocarla bien no es suficiente estudiar la técnica. Tocar lo que se pide quizás hasta sea fácil. El desafío vive en la función de sacar un sonido que sea realmente encantador. Para eso, es necesario observar todo en los mínimos detalles, así como Batman actúa en todos los campos de su vida.

¡Y para que mejores aún más tu arsenal de héroe de la guitarra eléctrica, tenemos más contenidos para indicarte!

Si buscas tips para elegir las mejores púas que existen en el mercado, entra al link para conocer las mejores recomendaciones. 

¡Conoce también sobre 7 tipos de pastillas de guitarra eléctrica!

Lee también

Ver más posts
OK