Cifra Club

¿Cómo cuidar la guitarra de las temperaturas y cambios climáticos?

Con la llegada del invierno, todos debemos pensar en cómo cuidar la guitarra de las temperaturas frías. Al fin y al cabo, cualquier cambio brusco puede afectar los instrumentos musicales y entre otras alteraciones tu guitarra se puede desafinar o descalibrar.

Hombre tocando la guitarra en clima frío
Ni el frío puede detener a un músico (Foto/Pexels)

En este artículo, conocerás la relación que hay entre las variaciones climáticas y los instrumentos de cuerda. Además, te daremos algunos tips para afinar y cuidar tu guitarra durante los días fríos. Así, al terminar, no tendrás más disculpas para no estudiar o ensayar por causa del invierno, ¿ok? =P

Entonces, ¡vamos!

Tips para cuidar la guitarra de las temperaturas

Para cuidar la guitarra de las temperaturas es importante darle atención a los cambios climáticos. Los tips que siguen sirven para que puedas conservar bien tu instrumento, ¡así que no dejes de leerlos!

La explicación física para los cambios climáticos

Los cambios bruscos de temperatura, ya sea de frío o calor, producen alteraciones en los instrumentos musicales. No es magia, ni casualidad, mucho menos mala suerte. En otras palabras: ¡es una cuestión científica!

Antes de entrar definitivamente en el tema, debemos recordar un poco las clases de física. ¿Te acuerdas, o ya has oído hablar, del coeficiente de dilatación térmica de los materiales? Dale una mirada a la siguiente fórmula: 

Fórmula que explica la influencia de la temperatura en instrumentos
La fórmula explica la influencia de la temperatura en los instrumentos (Imagen/Internet)

Este “misterio” puede asustar, pero la situación es menos temible de lo que parece. En realidad, necesitamos entender que todos los cuerpos que existen en la naturaleza (sólidos, líquidos o gaseosos), cuando están expuestos a situaciones de calor o enfriamiento, pueden sufrir dilatación o contracción térmica.

Así que no es diferente para los instrumentos musicales, ellos también pasan por cambios con las temperaturas.

Hombre con guitarra devidamente cuidada de las temperaturas mirando el paisaje
El clima frío hace que la madera de la guitarra se contraiga (Foto/Pexels)

Estos procesos ocurren por el aumento o la reducción del grado de agitación de las moléculas que constituyen los cuerpos. La dilatación puede ocurrir de tres formas:

  • linear: cuando varía el largo del cuerpo. Ejemplo: barra de aluminio.
  • superficial: provoca variación en el área superficial del cuerpo. Ejemplo: placa de fierro.
  • volumétrica: presenta variación en el volumen del cuerpo. Ejemplo: agua.

La contracción ocurre cuando las distancias entre las moléculas disminuyen. En esta situación, los cuerpos se enfrían y sus dimensiones disminuyen. Profundo, ¿no? Entonces, continúa conmigo para aprender cómo cuidar la guitarra de las temperaturas variantes.

Los cambios de temperatura en la guitarra e instrumentos

En su fisiología, el instrumento musical de cuerdas tiene dos tipos de componentes: metálicos (parte electrónica y las cuerdas) y orgánicos —naturalmente, proveniente de “materia orgánica muerta”—, o sea, la madera.

Con eso, tenemos coeficientes de dilatación térmica diferentes, de aumento o reducción de los componentes del instrumento cuando se enfrentan a las altas o bajas temperaturas del ambiente.

En la práctica, eso significa que:

  • el calor hace que la madera se reseque y se expanda.
  • en el frío, la madera se humedece y se contrae.

Cuando se expone a temperaturas más bajas, el tensor del instrumento puede encogerse y, consecuentemente, provocar desequilibrio en la madera del diapasón. Esto puede causar trasteo y oscilaciones en la afinación. 

Para saber más sobre los tipos de madera para diasapón y mástil, ¡chequea este artículo en el blog!

Por otro lado, la expansión causada por la exposición al calor altera el largo de las cuerdas por dilatación, lo que también altera la afinación.

Pareja tocando la guitarra en la nieve. Cuidar la guitarra
Tocar guitarra en invierno requiere algunos cuidados básicos (Foto/Internet)

Como contienen mucha madera en su constitución, los instrumentos acústicos son los más afectados por las caídas bruscas de temperatura. ¡Échale una mirada al artículo sobre las maderas que componen la guitarra para entender un poco más!

Dentro de esta clase, podemos destacar desde los de cuerda, como la guitarra, el violín y el piano; los de viento, como la flauta, el saxofón y la armónica; y los de percusión, como la batería.

El tiempo de uso también se debe considerar, pues indica que el instrumento ya ha enfrentado muchas variaciones de temperatura, lo que se reflejará en la calidad del sonido.

Afinar la guitarra en temperaturas bajas

Cuando afines tu guitarra en temperaturas más frías, lo ideal es dar la primera vuelta de la cuerda por arriba de la clavija y las otras por abajo mientras laceas. Lo malo de este procedimiento es que si una de las cuerdas se rompe, sustituirla será más complicado.

Hombre afinando la guitarra
Lo ideal es estabilizar la temperatura de la madera antes de afinar la guitarra durante un día frío (Foto/Pexels)

Si las cuerdas son nuevas y de nylon, puedes jalar la cuerda para arriba con el dedo índice y al mismo tiempo apretarla hacia abajo con el pulgar. Haz esto de cuerda en cuerda, en varios puntos del encordado para que la tensión se ajuste. Este procedimiento no resuelve todos los problemas, pero es bastante eficiente.

Cuando toques en un estudio o en un lugar más frío, que tenga aire acondicionado, deja que el instrumento se acostumbre con la temperatura para después afinarlo. Si lo afinas antes de entrar al local, la posibilidad de que se desafine es alta.

Para agilizar los procesos de estabilización y equilibrio de la temperatura, lo ideal es deslizar la mano sobre la guitarra.

Importantísimo: ¡ten un afinador siempre a la mano! Si el clima está muy frío, chequea la afinación más veces.

¿Cómo proteger la guitarra del frío o del calor?

En primer lugar, no te olvides que las variaciones de temperatura pueden alterar el calibrado del instrumento tanto de profesionales con experiencia como de principiantes.

Sin embargo, pequeñas observaciones y el cuidado constante de la guitarra son factores determinantes para mantener la integridad del instrumento y sacarle las más bellas canciones.

Dos guitarras y una guitarra eléctrica paradas
Evita dejar tus instrumentos sujetos a cambios de temperatura (Foto/Internet)

Evita dejar el instrumento en ambientes que sufran variaciones de temperatura. Pon atención al aire acondicionado, o sea, convence a los de tu grupo a no hacer del estudio una simulación de Alaska.

También, mantén tu guitarra lejos de la calefacción, ventanas, cocinas e incluso de la propia pared.

Guarda tu instrumento en su estuche. Además de protegerlo contra posibles choques con otros objetos y del polvo, este cuidado ayuda a mantener su temperatura, en caso que el aire del ambiente esté muy frío o muy caliente.

Guitarra en el estuche
Después de usarlo, guarda tu guitarra en su estuche (Foto/Internet)

Ah, y no te olvides: para que un instrumento resista mejor una afinación, debemos considerar el nivel de calidad de las clavijas, las condiciones de uso de las cuerdas, el calibrado perfecto y, principalmente, la forma como se toca el instrumento.

Ni toda desafinación es culpa de la variación de la temperatura.

Para finalizar esta conversación, no dejes de ver un video con algunos otros tips de cómo cuidar la guitarra de las temperaturas cambiantes. Dale play y escucha lo que tiene para decirnos Gustavo Fofão.

Lee también

Ver más posts
OK