Cifra Club

Un paseo por la biografía de Amy Winehouse

Entiende sobre la vida de la voz del jazz del siglo XXI: la biografía de Amy Winehouse.

Descubre la increíble trayectoria de éxitos — y excesos — de una artista como pocos. Desde el comienzo de su vida musical, cuando era niña, hasta la temprana muerte que conmocionó al mundo en 2011, la biografía de Amy Winehouse seguramente te sorprenderá.

Amy Winehouse posa para la foto con su maquillaje y cabello clásicos
Amy Winehouse presentaba un visual y vocal inconfundibles (Foto/Reproducción/Internet)

Altibajos, consumo de drogas, hospitalizaciones… Todo esto formó parte de la intensa carrera de la cantante, pero su talento solía sobreponerse a los problemas a los que se enfrentaba.

A fin de cuentas, cuando se habla de Amy Winehouse, vienen inmediatamente a la mente el poder vocal inconfundible y la apariencia única, sus marcas registradas.

¿Quién fue Amy Winehouse?

Dueña de una de las más grandes voces de todos los tiempos, Amy Jade Winehouse nació en Londres, el 14 de septiembre de 1983. Influenciada por su familia, se dedicó al arte desde temprana edad.

También fue temprano, a dos meses de cumplir 28 años, que se fue tras perder su lucha contra la adicción, uniéndose al misterioso Club de los 27 — una lista de grandes artistas que murieron a los 27 años, como Kurt CobainJanis Joplin y Jimi Hendrix.

Primeros pasos en la escena musical

La fuerte personalidad y la rebeldía la han acompañado desde su infancia y marcan la biografía de Amy Winehouse. Solo su abuela paterna, Cynthia, podía controlar el carácter de la futura reina del soul británico.

Tras la separación de los padres de la niña, en 1993, Cynthia le recomendó dedicarse a alguna actividad artística. Fue entonces cuando la pequeña Amy ingresó a una escuela de teatro, donde perfeccionó sus habilidades en expresión corporal y vocal.

Amy Winehouse joven, con el dedo de la mano izquierda en la boca
Desde temprana edad Amy fue introducida al universo del arte (Foto/Reproducción/Internet)

A los 10 años, la joven fue parte de un dúo de rap, pero nunca se consagró en el género.

Su familia materna estaba conectada con el jazz, y las influencias naturalmente llevaron a Amy por ese camino. No en vano, más tarde construyó su repertorio uniendo R&B, soul y, por supuesto, jazz.

En la adolescencia se dedicó a la música cantando en pequeños clubs de Londres. Ganó mucha experiencia escénica al incorporarse a la tradicional National Youth Jazz Orchestra (Orquesta Nacional de Jazz Juvenil), de la que era vocalista.

El camino a la fama

La talentosa joven de los suburbios londinenses se hizo más conocida luego de firmar algunos contratos de representación artística, que terminaron por darle cierta visibilidad en el mercado fonográfico.

Esto solo fue posible porque Tyler James, también cantante y compositor, le regaló a un productor musical un demo con el material de su amiga (quien también había sido su novia).

A partir de ahí, Amy Winehouse aprovechó buenas oportunidades para presentar su trabajo, y así comenzó a conquistar el merecido espacio en el ambiente musical.

A continuación, mira un fragmento de un video casero en el que Amy y Tyler muestran sus talentos:

Grandes éxitos

El estilo único y la personalidad vocal de la debutante e intérprete conquistaron Island Records, que lanzó en 2003 el primer álbum de Amy, Frank.

En esta producción se incluyeron algunas canciones importantes en la carrera y biografía de Amy Winehouse, como Take The Box e In My Bed.

Con 13 pistas, Frank estuvo marcado por una combinación inusual de estilos e instrumentos. Esta mezcla hizo que el lanzamiento fuera un gran éxito en el Reino Unido.

No en vano, el diario británico The Guardian eligió Frank como merecedor del puesto 57 en un ranking de los 100 mejores álbumes del siglo XXI.

La consagración de Amy Winehouse como una de las más grandes voces de su generación, sin embargo, llegó 3 años después, tras el lanzamiento de su segundo y último álbum de estudio: Back To Black, que incluía una canción del mismo nombre.

Back To Black fue el álbum más vendido del mundo en 2007, una posición inimaginable para una cantante con poco tiempo en su carrera.

Otros temas del segundo CD jugaron un papel importante en el ascenso de Amy Winehouse al estrellato, como You Know I’m No Good y Rehab, que dieron un gran impulso al crecimiento meteórico de la artista.

Premios

La cantidad de premios que Amy ya ha recibido es prueba indiscutible de su éxito. Solo en 2008 ganó 5 estatuillas en los Grammy Awards, la ceremonia más importante de reconocimiento de los logros en la industria musical. 

Además de estos codiciados trofeos, hubo algunas docenas de premiaciones más, incluidos otros 2 Grammys, por los que compitió póstumamente: 1 World Music Award y 3 Ivor Novello Awards.

Si en esta cuenta también se incluyen discos de oro y platino, seguro que el número de logros de Amy crecerá mucho. A fin de cuentas, sus álbumes han vendido millones y millones de copias en todo el planeta.

La muerte de Amy

El peso del éxito puede ser un oscuro enemigo para muchas celebridades, y con Amy Winehouse la situación no fue diferente.

En medio de las presiones impuestas por su carrera y la necesidad de encontrar una manera de huir de sus problemas, la cantante encontró en el fácil acceso a las drogas y el alcohol un camino sin retorno y falleció el 23 de julio de 2011.

Los excesos

Amy se casó con Blake Fielder-Civil en 2007 y estuvieron juntos por 2 años más. El ascenso en la carrera de la cantante fue presenciado de cerca por su pareja, pero los problemas también comenzaron ahí.

Blake era adicto a las drogas duras y ya ha admitido ser el responsable de introducir a su amada en el inframundo del vicio.

En una entrevista para el periodico inglés News Of The World, en 2008, relató que usó heroína y crack frente a su esposa, lo que la habría llevado a también rendirse al vicio.

Amy Winehouse cantando en un show
La apariencia de Amy cambió con el tiempo por su adicción al alcohol y a las drogas (Foto/Reproducción/Internet)

Desde ahí, la apariencia saludable y juvenil de Amy fue borrada por la imagen frágil y vulnerable que la acompañó hasta el final de su vida.

El fin de la estrella del jazz

Tras varios altibajos en sus condiciones psíquicas y varias hospitalizaciones en clínicas de rehabilitación para drogadictos, la cantante fue encontrada sin vida en su domicilio, en la capital británica.

Un guardia de seguridad que trabajaba en la residencia afirmó haber notado que Amy estaba inconsciente y llamó al rescate. Sin embargo, la cantante fue declarada muerta ahí mismo, el 23 de julio de 2011.

Su última aparición pública había sido tres días antes, cuando apareció inesperadamente en el escenario de un concierto de Dionne Bromfield, su ahijada musical.

A continuación mira en el video del último registro en vida de Amy Winehouse:

La causa de la muerte se dio a conocer meses después y se asoció con el consumo abusivo de alcohol tras un período de abstinencia.

Aunque Amy se haya ido temprano, su trabajo continúa influenciando e inspirando no solo a los fanáticos, sino también a otros artistas.

Comparte este artículo de Cifra Club

Si te gustó saber más sobre la biografía de Amy Winehouse, ¡comparte este artículo! A fin de cuentas, el mundo necesita saber quién fue Amy Winehouse, cuyo trabajo y talento siguen siendo una referencia para las nuevas — y viejas — generaciones.

Lee también

Ver más posts
OK