Cifra Club

Bajo en la música: descubre qué es y para qué sirve este instrumento

Antes de comenzar, me gustaría enfatizar que no hay un instrumento más importante que otro. Sin embargo, por más que esta verdad sea indiscutible, muchas personas todavía insisten en ignorar el hecho de que el bajo es fundamental para la música.

Sin la fuerza de los contrabajos, las canciones tendrían menos cadencia y serían menos seductoras.

Por esa razón, ¡el post de hoy está dedicado a la gente del groove! Te voy a contar para qué sirve el bajo y todo lo que siempre quisiste saber sobre el instrumento, pero nadie nunca te lo dijo.

¡Acompáñame!

¿Cuándo surgió el bajo?

La aparición del contrabajo se remonta al siglo XV. El instrumento antiguo más famoso es el contrabajo de tres cuerdas, de Domenico Dragonetti (1763 – 1846), creado por el luthier Gasparo da Salò (1542 – 1609), cerca de cien años antes.

Fundación europea conserva el bajo de tres cuerdas popularizado por Domenico Dragonetti (Foto/Internet)

En aquella época, el instrumento más común en los grupos de cámara, en el registro de contrabajo (una octava por debajo del registro bajo), era el violone, de la familia viola da gamba, un instrumento un poco más grande que el violonchelo, con seis cuerdas casi siempre afinadas en arpegio. 

A partir del siglo XVIII, Dragonetti popularizó este instrumento “híbrido”, entre la familia del violín y la viola da gamba, que se destacó por tener una proyección sonora capaz de impulsar el desarrollo de las orquestas en la época clásica (siglo XIX).

El bajo como lo conocemos hoy solo aparece a finales del siglo XIX, con cuatro o cinco cuerdas, con afinación: sol, re, la y mi o sol, re, la, mi y si (a veces otra en la quinta cuerda). 

Hasta mediados del siglo XX, a principios de la década de 1950, los bajistas tenían grandes dificultades para transportar el instrumento, una vez que, por estar hecho de madera, era bastante delicado. En 1951, un técnico en electrónica de 42 años llamado Leo Fender creó el bajo eléctrico. Nombrado Precision, el instrumento rápidamente pasó a ser conocido como Fender Bass.

Monk Montgomery y Bill Black, pioneros en el uso del bajo eléctrico, en los años 50 (Montaje/Internet)

Curiosidad: el primer bajista en presentarse con Precision fue William “Monk” Montgomery, hermano mayor del virtuoso guitarrista Wes Montgomery, alrededor de 1952. En aquella época, el músico era parte de la banda de jazz de Lionel Hampton. Bill Black, bajista de la banda de Elvis Presley, pasó a usar el Fender Precision en 1957.

¿Cuáles son las diferencias entre la pastilla activa y pasiva?

Las cuerdas del bajo tienen su propio campo magnético. Cuando se tocan, las cuerdas magnetizadas vibran y provocan una variación en su campo. 

Por inducción magnética, esta variación se transforma en corriente eléctrica dentro de la pastilla, que envía esta señal eléctrica al amplificador, que amplifica el sonido.

Mercado ofrece varios modelos de bajos eléctricos (Foto/ Pexels)

Las pastillas consisten de uno o más electroimanes. Físicamente se les llama “transductores”, que por definición significa cualquier dispositivo electrónico o electromagnético que convierte formas de energía física en energía eléctrica.

La pastilla pasiva utiliza imanes más grandes para captar el sonido y enviarlo para fuera del bajo. Esto resulta en un sonido más suave y natural. El tono no tiene tanto peso y los slaps son débiles.

Por otro lado, el bajo con pastilla activa utiliza una o dos baterías de 9 Voltios, para dar más potencia a la señal a través de un preamplificador (en el propio bajo) antes de que esta señal salga del bajo hacia el amplificador.

¿Para qué sirve el bajo en una banda?

Aunque es menos glamoroso que la guitarra o la voz, el bajo tiene un papel muy importante en una banda. Su función es la de conducir la música, impulsando siempre la interacción ideal con los demás instrumentos.

En cualquier estilo musical, el principal compañero del bajo es la batería. La actuación de este dúo es tan importante, pero tan importante, que incluso tiene nombre propio, me refiero a la famosa “cocina”. Es ahí, en esta cocina, donde la música gana condimento rítmico, sabor armónico y produce alimentos melódicos que sostienen nuestra alma.

La “cocina” de Red Hot es una de las más respetadas del rock (Foto/Internet)

Como el bajista es el vínculo entre las partes rítmica y armónica, es decir, es el músico que hace de “medio campo” entre el baterista y el guitarrista, es muy importante que sea ecléctico, piense fuera de la caja y no deje nunca de prestar atención.

Dejando de lado las analogías, no puedo dejar de mencionar que es necesario que este conjunto suene siempre cohesionado y entrelazado. De esta manera, la armonía entre el bajista y el baterista siempre debe estar alineada. De lo contrario, la banda emitirá un sonido incoherente, inseguro e inoperante.

El bajista de rock necesita tener mucha confianza en su interpretación rítmica; incluso en estilos como el rock clásico, hard rock, punk y heavy metal, que son conocidos por sus famosas líneas rectas (dos o cuatro notas por tiempo, sin pausas). Estilos como el pop, samba, bossa y country se caracterizan por la sincronización precisa de las líneas del bajo con la batería.

El bajista ayuda al vocalista a conducir su trabajo (Foto/Internet)

¿Sabes cómo usar el metrónomo? Si aún no dominas esta herramienta, deberás acostumbrarte a ella, una vez que este recurso es esencial para que la sincronización rítmica sea precisa y permita al bajista desarrollar una base de sonido sólida y segura para el resto de la banda.

¿Cómo se diferencian los tipos de bajo?

Hay varios factores que diferencian a un bajo de otro.

  • Número y tipos de cuerdas: el bajo fue diseñado para tener 4 cuerdas. Sin embargo, en la actualidad, existen bajos con hasta 12 cuerdas, algunos incluso con más, suelen ser construidos por luthiers. Comercialmente, los más comunes son los bajos de 4, 5 y 6 cuerdas.
  • Pastilla: activa o pasiva.
  • Madera: la materia prima utilizada en el cuerpo, el diapasón y el clavijero, inevitablemente, provocan numerosas diferencias en el tono.

Generalmente, estas características marcan una gran diferencia en el sonido, la calidad del instrumento y el precio.

El bajo de cuatro cuerdas es el más común en el mercado (Foto/Pexels)

Si llegaste hasta aquí, ciertamente lograste comprender mejor qué es y para qué sirve el bajo y su magia en la música. Recuerda que el conocimiento musical es infinito, por lo tanto, después de aprender los fundamentos, ¡no pares de estudiar!

¡Ah! No puedo olvidar de pedirte una ayuda. ¿Qué tal compartir el link de este post en tus redes sociales? ¡Juntos, tú y yo podremos fomentar el aprendizaje musical! Además, estoy seguro de que en tu lista de amigos, incluidos los de WhatsApp, hay muchos futuros genios de las cuatro cuerdas.

Lee también

Ver más posts
OK